Subscribe News Feed Subscribe Comments

PERSONAJES - DOMINGO TABOADA ROLDAN


Domingo Taboada Roldán nació el 4 de agosto de 1892 en Santa Rita Tlahuapan, en el estado de Puebla. Aunque fueron muchos los intereses que Don Domingo cultivó a lo largo de su vida, en este relato biográfico nos concentraremos en su afición y contribuciones a la astrofísica moderna.

En 1910 Domingo observó desde la azotea de su tienda el paso del cometa Halley y, según lo comentaría él mismo después, en ese lugar y fecha se definió el inicio de una de las actividades que ocuparía gran parte de su tiempo durante el resto de su vida: la astronomía. Es fácil entender la impresión que el cometa causó en el joven Domingo; la cola del cometa llegó a abarcar una extensión de 140 grados, es decir, abarcaba casi toda la bóveda celeste.

Don Domingo adquirió su primer telescopio, un Mailete refractor, en 1928, al parecer a cambio de un automóvil, Es preciso mencionar que Don Domingo no tuvo una educación formal y que toda su formación científica fue autodidacta.

Ya para 1935 poseía con un verdadero observatorio instalado en su casa que contaba con tres telescopios refractores, el mayor con una lente de 15 cm. Entre 1938 y 1940, Don Domingo se unió a la Sociedad Astronómica de México e inicia lo que para él sería una asociación larga, muy gratificante y fructífera. Su participación fue tan activa y notable que para 1942 ya había sido nombrado Socio Titular y presidente de la Mesa Directiva, también fue director del boletín de la sociedad El Universo. En este mismo período construye su casa-observatorio, que aún existe, en la avenida 3 poniente a la altura de los 2300. En 1947 recibe la primera medalla Luis G. León que es el máximo honor conferido por la Sociedad Astronómica de México. En 1950 recibe un reconocimiento por parte del Harvard College Observatory por su “labor como observador del Sol”.

Para Don Domingo fue sin duda un acontecimiento muy afortunado el establecimiento del Observatorio Astrofísico Nacional, hoy INAOE, en la cercana población de Tonanzintla. El principal promotor de este observatorio fue un destacado político e intelectual mexicano: Don Luis Enrique Erro, Su mutua afición los llevó a mantener una cercana amistad durante muchos años. Esta cercanía, tanto geográfica como humana, le permitió a Don. Domingo tratar con algunos de los astrónomos de mayor prestigio de esa época. Aunque para la fecha en la que se inauguró el observatorio de Tonanzintla Don Domigo ya era un astrónomo competente, el contacto con los astrónomos de Tonanzintla lo llevó a desarrollar un trabajo de observación metódico que produjo resultados valiosos para el avance de la astrofísica y no sólo para su satisfacción personal. A partir de 1945 comenzó a acumular una gran cantidad de observaciones sobre un importante número de estrellas variables bajo la dirección de León Campbell quien por esos años presidía la Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables. Don Domingo fue un observador metódico y reportó a la Asociación más de 44,000 observaciones. Su profesionalismo y seriedad hicieron que en 1946 se le nombrara miembro vitalicio.

Don Domingo Taboada en 1954 publica los resultados de sus observaciones sobre el comportamiento de varias estrellas novas en las constelaciones Sagitario y Escorpión, tema de observación que le había sido sugerido por Guillermo Haro.

Este tipo de colaboraciones entre Don Domingo y el Observatorio Astrofísico Nacional fueron frecuentes. A finales de los años 50 Don Domingo se une al esfuerzo del observatorio para equiparlo con un telescopio reflector de 1 m donando algunos terrenos adyacentes al observatorio para la instalación de este instrumento. La inauguración de este aparato se llevó a cabo en 1960 y aún sigue en operación.

En 1957 Don Domingo, junto con su equipo de trabajo, decide participar con el Smithsonian Astrophysical Observatory como estación colaboradora en la observación de satélites artificiales y su estación queda registrada como Puebla 0900. El trabajo se realizó con una verdadera batería de 20 telescopios refractores de campo amplio. Las observaciones de todas las estaciones participantes alrededor del mundo permitieron conocer las órbitas de muchos satélites de la serie Sputnik, Vanguard, Explorer y Eco. La estación Puebla 0900 continuó de forma continua hasta 1964, año en que la NASA contaba ya con equipos tan sofisticados que hicieron innecesario el trabajo de las estaciones como la que dirigió Don Domingo.

Don Domingo continuó con sus observaciones hasta mientras la salud se lo permitió, una esperanza que siempre alimentó fue, ver el regreso del cometa Halley en 1986, desgraciadamente no pudo realizar su deseo pues murió el 24 de abril de 1979. Hoy en día el S.A.D.O.T.A.R. Sociedad astronómica Domingo Taboada Roldan rinde homenaje a los logros de este destacado Tlahuapense.

2 comentarios:

Troy dijo...

Les informo que todo comentario que exprese insultos será borrado. Se puede aceptar todo comentario, incluso de nivel crítico, sin embargo no se publicarán aquellos que contengan descalificaciones gratuitas o peyorativas. Usen este foro con propiedad.

Anónimo dijo...

que personaje tan interesante...... poca gente se preocupa por las estrellas

Publicar un comentario

AQUÍ PUEDES DEJARNOS TUS COMENTARIOS. TODA SUGERENCIA ES BIENVENIDA Y LA HAREMOS LLEGAR A LA PERSONA CORRESPONDIENTE. LOS COMENTARIOS QUE CONTENGAN INSULTOS O DESCALIFICACIONES GRATUITAS NO SERÁN PUBLICADOS. MUCHAS GRACIAS.

 
Cronista de Tlahuapan | TNB